Saltar al contenido

4372 – Madrigal a la ciudad de Santiago (FEDERICO GARCÍA LORCA)

septiembre 12, 2009

.

Tren de recorrido urbano en la plaza del Obradoiro
.

Chove, Chove en Santiago. Es eso, esa tristeza de la lluvia, la que entierra el silencio… haber cruzado un país entero, a través de un camino de viajeros peregrinos, con su polvo arrastrado desde otros milenarios senderos,  polvo lejano y extranjero, polen de la historia, levadura del fermento de la Tradición,  seres de fe, seres de enseres breves, seres de esperanzas o de despedidas o de muertes.  Llueve en Santiago y yo tengo mi billete de tren en el bolso. Mañana parto, por fin. Al encuentro conmigo misma. Aquella que fui en las llanuras burgalesas bajo el ala de mi sombrero, a pulverizar los campos de Castilla con mi sonrisa gastada, <<y mis pies planos, planos como la Tierra>>**, al encuentro aplazado con las coordenadas místicas de la Meseta: la niña del viaje solar, la esposa del Abrente, la novia que murió en un monte tan próximo el océano de Finstersterne*,  tan cerca de Hospitales, voces políglotas me acompañaran olvidadas hasta siempre en la gruta del Chemin, donde un meigo me da la mano para que la Roca y el Mar me acunen, ánima del Solpor, con sus vírgenes secretos…  yo en mis Orígenes.

.

.

**Verso de Julia de Burgos, del poema <<Yo misma fui mi Ruta>>.

.

.

* Muchos de los peregrinos alemanes que llegaron hasta aquí deformaron, por etimología popular, el nombre latino de Finisterre por <<Finstersterne>>, algo así como <<la estrella tenebrosa>>, posiblemente inducidos por la denominación  medieval del océano Atlántico como <<mar tenebroso>>.

- JOSÉ JULIO ANGUITA JAÉN -

.

.

.

.

MADRIGAL A LA CIUDAD DE SANTIAGO

Llueve en Santiago
Mi dulce amor
Camelia blanca del aire
Brilla entenebrecida al sol

Llueve en Santiago
En la noche oscura
Hierbas de plata y de sueño
Cubren la vacía luna

Miro la lluvia por la calle
Llanto  de
piedra y cristal.
Mira en el viento desvaído
Sombra y ceniza de tu mar

Sombra y ceniza de tu mar
Santiago, lejos del sol
Agua de la mañana antigua
Tiembla en mi corazón.

.
.
.

Ismael Serrano & Luar na Lubre

.

.


MADRIGAL A CIBDA DE SANTIAGO

Chove en Santiago
meu doce amor.
Camelia branca do ar
brila entebrecida ô sol.

Chove en Santiago
na noite escura.
Herbas de prata e de sono
cobren a valeira lúa.

Olla a choiva pol-a rúa,
laio de pedra e cristal.
Olla no vento esvaído
soma e cinza do teu mar.

Soma e cinza do teu mar
Santiago, lonxe do sol.
Ãgoa da mañán anterga
trema no meu corazón.

.

.

Llueve en Santiago
mi dulce amor.
Camelia blanca de aire
brilla temblorosa al sol.

Llueve en Santiago
en la noche oscura.
Yerbas de plata y de sueño
cubren la nueva luna llena.

Mira la lluvia por la rúa
lamento de piedra y cristal
Mira el viento descolorido
sombra y ceniza de tu mar.

Sombra y ceniza de tu mar
Santiago, lejanía del sol.
Agua de la mañana antigua
tiembla en mi corazón.

(Versión de Juanfer Puebla)

.
.

*fuente de los poemas y traducciones: EL CAJÓN DE SASTRE DE MELIBEA

.

.

About these ads
11 comentarios leave one →
  1. La hospitalaria Enlace permanente*
    septiembre 12, 2009 1:45 pm

    (…)

    El origen de Chove en Santiago, surge de varias visitas que Lorca hizo a Galicia, recorriéndola con su compañía de teatro La Barraca. Profundo conocedor y admirador de la esencia de la lírica gallega, desde Martín Códax a Rosalía, fue quien, como un moderno trovador, nos dejó seis hermosos regalos en el libro Seis poemas gallegos, impreso en diciembre de 1935 en la editorial gallega Nosotros. Esta versión del Madrigal a la cibdá de Santiago es el tributo agradecido de Luar Na Lubre.

    (…)

    http://fj-mj.blogspot.com/2007/08/aires-celtas-luar-na-lubre-e-ismael.html

  2. septiembre 12, 2009 8:33 pm

    Hay una figura muy tradicional que simboliza de alguna manera la lluvia santiaguesa; se trata de la figura de un cura con la sotana al viento y en la mano sostiene un paraguas abierto. Se le conoce como “chovendo” (lloviendo) Y como soy buen gallego, a mis espaldas tengo una adornando la librería.
    Un beso, María.

    ____________________
    _______________________


    ¡Anda! Tradicional como los cagots catalanes, entonces. Pues yo quiero uno de esos que soy adicta a los hombres con paraguas; si vieras que contenta me puse en Burgos cuando encontré la fuente de la mujer de la lluvia :)

    Besos FernandoMaría

  3. octubre 31, 2009 12:23 am

    Curiosa la deformación de los alemanes del topónimo Finisterre. Abrente en su significado es lo opuesto a “solpor”, dos vocablos para mi preciosos del gallego. Lorca se sentía muy bien por tierras gallegas, estuvo recorriéndola y llegó a conocerla bien.
    Besos, peregrina.

    ____________________________
    ________________________

    Esos términos me los enseñó Rafael Lema, un autor de tu tierra a quien tuve el gusto de leer.
    Sobre Lorca: yo lo que sé es que estoy enamorada de sus cásidas y gacelas :)
    Besos Fernandomaría

  4. febrero 28, 2010 8:47 pm

    Dices que deseas salir de la inercia y entonces caminas… y cierto, ya estás haciendo por salir de ello pero para que tal asunto sea posible tienes que saber que necesitas encontrar dos objetivos. No deberíamos concentrarnos sólo en uno porque si ese fracasa, por lo que sea, porque no todo depende de nuestra buena voluntad… el siguiente estará esperando por tu energía con los brazos abiertos.

  5. septiembre 23, 2010 11:15 am

    Mi primera visita a Galicia, coincidió con el Año Santo Jacobeo de 1971, o sea “antes-de-ayer”. Entramos en la ciudad mientras se ponía el sol, y una mansa lluvia comenzaba a barnizarlo todo.
    Tras alojarnos en aquel campamento de peregrinos, bautizado muy acertadamente como “Burgo de las Naciones”, salimos a callejear, “con nocturnidad y alevosía”, por las entonces semidesiertas rúas.
    De inmediato, fuimos cautivados por la magia del ambiente. Una magia que, superando tópicos y frases hechas, nos caló hasta el fondo del alma. Tan al fondo, que todavía la sentimos alojada allí, y brota cada vez que visitamos esa tierra de ensueño.

    “Chove en Santiago
    na noite oscura.
    Herbas de prata e sono
    cobren a valeira lúa”.

    Salud y fraternidad.

    • septiembre 23, 2010 11:44 am

      ¡Que hermoso, compañero! Gracias por participárnoslo. Ya no pierdo tu enlace, aunque en este presente no pueda dedicarle atención inmediata. Lo incluyo en las bitácoras del Camino y gracias también por la visita .*)

Trackbacks

  1. Trigésimo quinta jornada: MUXÍA – SANTIAGO DE COMPOSTELA « El Espíritu del Chemin
  2. El Camino del Loco (primavera del año 2009) « Los cuadernos de Yladah o el Zodiaco
  3. El viaje de María por la vía peregrina « LE MAT CHEMIN
  4. **Del Ser Intemporal y la Belleza del Saber o la Condición Humana « La Fenomenología de la alondra y el caballo de la Lógica
  5. 183. Al día siguiente de que el Alvia, con destino Santiago de Compostela, descarrilara | EL ALBERGUE DEL CAMINO DESCONOCIDO

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: