Skip to content

De Pamplona a Roncesvalles (viaje en autobús)

junio 28, 2009
by

Vista de Pamplona
*imagen: Ayuntamiento de Pamplona
.
Estación de tren. Jorge y yo estamos dispuestos a tomar un taxi e irnos a la estación de autobuses, que queda demasiado lejos. Ahí mismo conocemos a Guillermo que viaja desde Vigo y va a Saint-Jean-Pied-de-Port.  No me animaré a acompañarle. Se ve que es un deportista. Pero me siento tentada de hacerlo, y mucho;  de hecho, hasta el último instante lo valoraré. El tiempo no acompaña, no es afable. Habría sido una imprudencia. Sé que la etapa que parte de Francia requiere de entrenamiento y yo no cuento con él. Pero para mí ese es el verdadero comienzo del Camino, más allá de la frontera... la Ruta de Napoleón. Y lo que me impedirá sentirme heroica o heroína.
.
.
Estación de autobús de Pamplona
*Estación de autobuses (web)
.
Tomamos un café en la estación de autobuses. Aún nos sobran unos minutos. Y Jorge y yo renunciamos a fumarnos un cigarrillo. Guillermo me cae estupendamente; será porque siento que tenemos algo en común. En la ventanilla, que ocupamos para sacarnos los billetes, un discapacitado intelectual nos ignora y, casi atropellándonos, nos pasa por delante. Viene voceando desde lejos y la empleada decide atenderlo a él primero. Jorge hace algún comentario sobre eso y también sobre alguna cosa más, en la que yo no repararía… Intuyo ahí que su camino no será mágico, y tengo la sensación de que, en su caso, él no está preparado para la convivencia con el peregrino. Viene con otra mentalidad, y esa mentalidad presiento que va a creerle dificultades… Al minuto compruebo que estoy en lo cierto. Esa noche Jorge optará por no pasarla en el albergue. Buscará un hostal. Dice que por ser la primera noche quiere darse un homenaje. Pero yo pienso que precisamente por ser la primera noche… cuanto antes se adapte uno a la nueva situación… mejor que mejor.
.
Es fácil dar con  el autobús que se dirige a Roncesvalles. Rodeándolo una pequeña multitud de peregrinos, coloreados por un arco iris de atuendos, bastones y mochilas. La visión hasta intimida, y uno se pregunta si al final no tendrá que hacer la primera noche al raso, ¿encontrará una cama dónde dormir? Sé que las plazas del albergue pertenecen primero a los que vienen a pie, en este caso de Francia, y como el número de los que iniciaron su andadura ayer sea igual o semejante a éste… Guillermo cada vez me resulta más encantador. Bromeamos con lo que será su paso en comparación con el mío. Y vuelvo a sentir que es una lástima que nos abandone tan pronto; porque echaré de menos esa sonrisa que ya está en sus ojos y con la que acompaña cada uno de sus gestos y palabras.
.
Llueve y el trayecto se hace pesado porque en el autobús no se respira. Mi compañero de asiento está muy serio y no me animo a hablar con él. A Jorge y a Guillermo los he perdido de vista. Mi tendencia independiente ha pasado a la acción y se ha preocupado sólo por lo suyo, que es no ser de las últimas en cargar la mochila en el portaequipaje y dar con un asiento libre en el que aposentar mi cuerpo. A mi lado (al otro lado del pasillo) me fijo en alguien. El chico tiene algo cautivador. De cabellos del color de la miel y rostro redondeado habla animadamente con un joven de barbas, mucho más enjuto en comparación con él que es fornido, aunque deduzco que no viajan juntos. Y a partir de ahí la cabeza se me vuelve loca tratando de dar con un hueco, entre tantas otras cabezas, por donde vislumbrar algo de la Pamplona que ya estamos abandonando. Misión que la lluvia y el vaho de los cristales hacen imposible, y sobre ruedas el autobús comienza a girar con las curvas. ¿Era eso Zuriain, Akerreta, Larrasoaña, Zubiri, Lintzoain, Viscarret, Espinal, Burguete? Me fue imposible distinguir nada, absolutamente nada, y el trayecto se me hizo largo y mareante.
.

la Roja

http://amonseuldesir.wordpress.com/
.
.

.
About these ads
7 comentarios leave one →
  1. La hospitalaria permalink*
    junio 28, 2009 10:46 am

    Si quieres ponerte en contacto con esta página puedes hacerlo en:
    elespiritudelchemin@gmail.com

    O bien dirigiéndote a mí:
    lahospitalaria67@gmail.com

  2. María Camino permalink
    agosto 7, 2009 3:44 pm

    DEL DIARIO PEREGRINO QUE COMIENZO A LEER HOY..

    Día 1 5/10/2002 Inicio del viaje.

    Hoy inicio de nuevo el Camino. Las sensaciones son muy parecidas a los del año pasado. La intranquilidad y un cierto temor a perder la seguridad de lo conocido invaden mi ánimo.

    El inicio siempre plantea preguntas. ¿Porqué me lanzo a la aventura? ¿Habré calibrado bien mis fuerzas? ¿Tendré todo lo necesario para la aventura?

    Estas son algunas de las preguntas que me planteo y, excepto la primera, se quedan sin contestar. La contestación a la primera es la necesidad de establecer una distancia con mi realidad diaria y poder analizar mi situación familiar y personal.

    A las 7:15 sale el tren para Pamplona, me he levantado a las 5:30 y tras una ducha me he vestido y cerrado la casa. Con la mochila a cuestas he llegado a Atocha a las 6:15 donde he cogido un cercanías a Chamartín. Tras tomar un café en el bar de la estación he montado en el tren Altaria, coche 5, asiento 3 D.

    Aunque el billete es de turista al ir casi vacío el tren es muy cómodo. Han dado cascos y era posible ir oyendo música o viendo una película. Yo prefiero la música para relajarme.

    Enseguida vi al primer peregrino, con su mochila y su guía del País-Aguilar. Parece que lleva poco equipaje. Yo debo ser un desastre pero la mochila pesa 12 Kg. (¡una barbaridad!). El peregrino se llama Víctor. Quiere ir a Saint Piet de Port y llegar a Logroño en 6 días (mucho para mí).

    Nada más llegar a Pamplona nos dirigimos andando a la estación de autobuses. Esta se encuentra a unos 20 minutos andando. Suficiente para sudar un poquito, y comenzar a conocer la ciudad. En la estación dejamos las mochilas en consigna y nos dirigimos a dar una vuelta por Pamplona. Fue una vuelta de un par de horas que nos llevo a visitar la ciudadela y el centro de Pamplona. Vimos una exposición alimentaria que había en la ciudadela.

    Víctor es un personaje curioso. Fue montañero-aventurero, ha estado en Nepal y en América, subiendo y bajando montes. Dice que padece una lesión que le impide andar durante mucho tiempo, pero está dispuesto hacer un recorrido de 8 días en 6. A mi me parece muy acelerado y fuera de mi condición física. Me dijo que no estaba interesado en los monumentos. Toma el camino como un reto deportivo y una demostración de que tiene superada su lesión. Creo que el Camino debe ser algo más, el aspecto espiritual es innegable y sin él me es difícil concebirlo.

    Pamplona me pareció una ciudad muy agradable y digna de ser vivida y sentida. No existe el stress de las grandes ciudades ni el cotilleo de las pequeñas. Tiene el tamaño ideal. Además se nota que el nivel económico es alto.

    A las 2 de la tarde fuimos a comer y a las 4:00 cogimos el autobús camino de Roncesvalles. Fueron 3,91 euros y 30 minutos esperando dentro del autobús, que se iba llenando de peregrinos con sus mochilas. Algunos de estos serían nuestros acompañantes de los próximos días. Las caras desprendían alegría, esperanzas y, por que no decirlo, un poco de miedo a lo desconocido.

    http://aig02.blogia.com/

  3. María Camino permalink
    agosto 18, 2009 3:47 pm

    ACOMPAÑANDO EN EL VIAJE A ZODIACO…

    La estación de autobuses no es muy grande, y es fácil encontrar la taquilla donde venden el billete que me interesa. Está a la derecha y al fondo si se entra desde la calle , y a la izquierda y al fondo si se entra desde donde te deja el autobús, que es un aparcamiento para ellos. En la taquilla en cuestión, hay un rótulo con la palabra “información” , y se venden billetes de cuatro compañías distintas. Hay otras taquillas de otras compañías en la estación.

    Hasta hace poco, la compañía que efectuaba el recorrido Pamplona-Roncesvalles era La Montañesa, pero actualmente está en manos de la compañía Autocares Artieda ( aunque en el billete pone Ativar S.L. ). El precio es de 4,35 euros, pero con mi carné de familia numerosa me sale a 3,48 euros. En total, unos 20 euros, muy barato. La parada de autobuses está en una zona de mucho tráfico de vehículos, en plena ciudad. No he venido nunca a Navarra, por lo que no conozco nada de aquí, y comienzo a pasear a ciegas , ya que el autobús sale a las seis de la tarde, faltan más de tres horas…

    De lunes a viernes, el único autobús sale a las seis de la tarde, los sábados lo hace a las cuatro, y los domingos y festivos no hay servicio, por lo que solo quedaría la opción de un taxi. Camino por una calle muy ancha, y me siento en un banco. Saco un mapa de Pamplona que he traído, y veo que me encuentro en la Plaza Príncipe de Viana. El mapa no está actualizado, es de un libro algo antiguo. Debido a ello, me pone que la oficina de turismo está en un sitio donde no lo está, yo aun no lo sé, es el primer contratiempo que me encuentro…

    Junto a mi banco hay una parada de autobús, y un autobús parado con el conductor en la acera fumando. Le pregunto sobre como ir hacia la oficina de turismo ( calle Estafeta ), y por la calle Sancho el Mayor, el Paseo de Sarasate y la Plaza del Castillo, consigo llegar a la calle Estafeta. Es una calle bonita y antigua. Por ella corren los toros durante las fiestas de San Fermín. No veo la oficina de turismo, porque no la hay. Le pregunto a un señor, y me indica para ir hacia el Ayuntamiento, y que pregunte por allí. Llego a la Plaza Consistorial, guiado por el mapa. De allí , pasando por la Iglesia de San Saturnino, donde antes había un albergue de peregrinos, llego a la oficina de turismo, y me la encuentro cerrada hasta las cuatro. La verdadera oficina de turismo, está situada en la Plaza San Francisco?

    (…)

    Me dirijo por la famosa calle Estafeta ,ya con la deseada credencial en mi poder, hacia la Estación de Autobuses. Hay un par de tiendas que venden gorras, camisetas, recuerdos y figuras que tienen toros por todos los sitios, las fotografío. Hasta una tienda de discos vende estas camisetas. Llego a la estación de autobuses, y espero . Sentados junto a mi hay varias personas con sus grandes mochilas, por lo tanto, deben de dirigirse a Roncesvalles como yo. A las seis parto en el autobús hacia Roncesvalles…

    Tras salir de la zona urbana, la carretera va ganando altura entre bosques de aspecto y colorido otoñal. En una hora, llego a Roncesvalles, complejo religioso y turístico situado en el Pirineo navarro, son las siete de la noche. Al bajar del autobús nos juntamos cuatro. Tres somos de Cataluña, y uno es de Madrid. Así, acabo de conocer a Anscari ( Manresa, Barcelona ), Adrián ( pueblo cercano a la ciudad de Madrid ) y Sandra ( Sant Quirze del Vallès, Barcelona ). En Pamplona, la señora me ha dicho que ya habían llegado hoy cinco catalanes para dormir en Pamplona, no sé si es casualidad o es que somos muchos por el Camino. Supongo que es por la gran popularidad que tiene el excursionismo en Cataluña…

    http://zodiaco.madteam.net/relatos/2005-11/2005-11-23-caminodesantiago:dia1241005:badalona-pamplona-ronc/

Trackbacks

  1. El Espíritu del Chemin
  2. Tercera jornada: TRINIDAD DE ARRE – (el pozo) – CIZUR MENOR « El Espíritu del Chemin
  3. La rayuela de María Camino (éVella) « LE MAT CHEMIN
  4. Pueblos y lugares del itinerario « LE MAT CHEMIN

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: